Inicio Mauricio Macri El secretario de Macri se negó a responder preguntas

El secretario de Macri se negó a responder preguntas

0

Darío Nieto prestó testimonio en la causa de espionaje ilegal que tramita en Lomas de Zamora. Buscó desligarse de Susana Martinengo y resguardar a Mauricio Macri. Recibió un duro revés de la Cámara Federal platense.

El secretario privado de Mauricio Macri, Darío Nieto, fue indagado este martes en la causa por espionaje ilegal que tramita en la justicia federal de Lomas de Zamora. El exfuncionario rechazó las acusaciones en su contra y no aceptó contestar preguntas. Su testimonio fue el último de una larga serie antes del de los jefes de la AFI macrista, Silvia Majdalani y Gustavo Arribas, que prestarán declaración indagatoria este jueves y viernes, respectivamente. En esta misma jornada, Nieto recibió un duro revés en la Cámara Federal de La Plata, que no hizo lugar a las nulidades que había planteado en torno a los allanamientos en su contraPretendía que se invalide la prueba recabada, que podría comprometerlo.

En una audiencia vía Zoom que se extendió por casi 20 minutos, el secretario privado de Macri buscó deslindarse de Susana Martinengo, la encargada de la Oficina de Documentación Presidencial con despacho en la Casa Rosada que le envió informes de inteligencia producidos por los Super Mario Bros. También buscó desvincular a Macri de todo este entramado, que involucra de modo directo al exmandatario. Sin ir más lejos, Arribas, íntimo amigo de Macri, debe responder ante la justicia en tres días: es que el caudal probatorio que involucra a la exSIDE en un espionaje masivo a dirigentes políticos, sindicales y eclesiásticos es abrumador.

En la audiencia que se realizó este martes participaron los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide y el juez Juan Pablo Augé. Como estrategia defensiva, Nieto pidió subir su testimonio a las redes sociales, algo que le habilitaron los investigadores. Por eso, su declaración se puede ver completa en Twitter, por ejemplo. Se trata de un monólogo ya que no respondió preguntas de los investigadores.

Nieto contó que trabaja con Macri y que fue secretario privado durante su presidencia. En pos de mostrarse como víctima resaltó que esta es la primera vez en su vida que tiene una causa en su contra. Macri no puede decir lo mismo.

El secretario privado de Macri relató que su función “era asistir al presidente en la diaria”. “Le daba una mano con temas de gestión. Colaboraba en el armado de su agenda y de reuniones”, agregó. Y señaló que entre febrero de 2017 y diciembre de 2019 fue subsecretario de Asuntos Presidenciales, donde tuvo a su “cargo de un equipo de 125 personas”. Allí fue que, dijo, se vinculó con Martinengo.

Si bien buscó poner distancia entre su cargo y el de la también imputada en esta causa, lo cierto es que dejó en claro que Martinengo no tenía un cargo de baja monta. Por ejemplo, declaró que su subsecretaría tenía tres grandes áreas: logística, la unidad médica presidencial y una dirección general de gestión presidencial, que a la vez tenía tres direcciones simples. Una de ellas era la de documentación presidencial. Es la que “recibía las cartas que le enviaban los ciudadanos al Presidente”, indicó.

Mi relación con Susana Martinengo era absolutamente profesional. De hecho yo la conozco directamente en Casa Rosada”, señaló, en busca de tomar distancia de la exsecretaria que se reunía con los espías en la Casa de Gobierno. ¿Qué hacía Martinengo con espías de la AFI allí? No lo mencionó. “Cuando asumo como subsecretario de Asuntos Presidencia ella ya trabajaba en la dirección”, atinó a decir, siempre con la misma línea de mostrarse lejos de Martinengo.  “Hablaría con ella una vez cada dos meses. Era una más de los 125 empleados”, agregó.

Sobre la acusación afirmó que “Susana Martinengo jamás me dio un informe de inteligencia. Que no conozco a ninguno de los espías imputados en la causa. Que nunca supe de estas supuestas reuniones de Martinengo y los espías. Y que nunca Mauricio Macri me pidió ningún tipo de informe de inteligencia”. Es decir, rechazó la imputación en su contra. Pero sin mucha argumentación. Por ejemplo, no explicó por qué Martinengo le envió al menos dos informes elaborados por agentes de inteligencia pertenecientes a los Super Mario Bros, tal como afirma la acusación.

A la hora de hablar sobre los mensajes entre Martinengo y los espías que hacían referencia a su persona, no abundó: “No tengo nada que decir”, afirmó e insistió en que no conoce a los espías y que su relación con Martinengo era muy lejana. 

En otro pasaje de su alocución, Nieto cuestionó el peritaje a su celular. Habló de manipulaciones a su aparato. “Alguien metió mano en mi celular y quiere fabricar evidencia contra mí. Están admitiendo como prueba válida un celular que fue manipulado”, se quejó aunque sin mayores elementos. Con eso le bastó para luego sentenciar: “Sobre el celular no voy a hablar porque eso fue manipulado”.

También achacó “mala fe de los fiscales” por algunos pasajes de la causa. Por ejemplo, dijo que nunca se encerró en el auto tal como consta en el expediente. Y leyó la declaración del policía que lo detuvo para respaldar sus palabras. Aunque ratificó que al inicio del operativo se negó a entregar su celular y su DNI, algo que finalmente hizo –relató- cuando le explicaron de qué se trataba el procedimiento.

También contó que cuando explotó el caso llamó al exministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, para asesorarse. De hecho llegó a su letrado defensor, Gervasio Caviglione Fraga, por su consejo.

Según la acusación que pesa en su contra, Nieto era “jefe de Martinengo” y “recibía de la nombrada estos informes, convirtiéndose así en un canal subsidiario; pero no por eso menos importante, de la transmisión de la información producida en violación a la ley de inteligencia por los funcionarios de la Agencia Federal de Inteligencia”.

Revés de la Cámara platense

Este mismo martes, Nieto recibió un fuerte revés de parte de la Cámara Federal de La Plata –que revisa todo lo que sucede en los juzgados de Lomas de Zamora, entre otros- ya que el tribunal rechazó la nulidad que planteó su defensa respecto a los allanamientos en el marco de esta causa. El abogado de Nieto había solicitado “que la nulidad impetrada se haga extensiva al contenido de los procedimientos”. Esto había sido rechazado por el juez Juan Pablo Augé y ahora ese rechazo fue confirmado por la cámara.

Los camaristas Roberto Lemos Arias y César Álvarez dijeron que “después de analizar lo resuelto por el juez de primera instancia” y “de los agravios expuestos por el apelante, cabe concluir que no se verifica la existencia de las nulidades planteadas”.

“En términos generales, corresponde señalar que no se advierte que el procedimiento cuya legalidad se ataca se haya practicado en violación de las garantías constitucionales del encartado. Por el contrario, la lectura de las actuaciones permite concluir que se llevó a cabo en cumplimiento de una orden judicial dictada en el marco de las disposiciones procesales contenidas en el código vigente”, añadieron.

Los camaristas analizaron desde el rol policial a la cadena de custodia del teléfono de Nieto, dos temas que retomó en la indagatoria de este martes.

Ruiz y los celulares de los Super Mario

Este lunes también fue indagado en el marco de esta causa quien fuera el jefe operativo de los Super Mario Bros, Alan Ruiz.

El exagente de inteligencia presentó un escrito y no brindó testimonio. Buscó desentenderse de las denuncias en su contra (ya está procesado junto a Arribas y Majdalani en una causa conexa por el espionaje ilegal a CFK): “Insisto en mi clara inocencia respecto a la integración de una asociación ilícita, y mucho menos a liderar la misma, afirmó.

Entre otras cuestiones, criticó la prueba documental que se desprende de los aparatos celulares secuestrados, que son clave en el proceso. Dijo que los legajos que conforman el expediente “han sido formados a partir de información supuestamente almacenada en los teléfonos celulares de distintas personas que se encuentran imputadas en estas actuaciones y las mismas son interpretaciones y conclusiones parciales de la investigación”. Entre otras cosas dijo desconocer “las extracciones de diálogos y copias de chats” que se le atribuyen.

 

Dejar un comentario

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre acá