Inicio Actualidad Flavio Mendoza se iría del país: «Pondré un parripollo en el exterior»

Flavio Mendoza se iría del país: «Pondré un parripollo en el exterior»

6
Flavio Mendoza

El empresario teatral confesó que está muy angustiado porque no podrá resistir la situación económica de nuestro país por mucho más tiempo

Flavio Mendoza expresó su angustia por la situación económica y su impotencia porque aún las actividades del rubro teatral están inhabilitadas. El artista confesó que pensó en irse del país más de una vez porque no podrá seguir afrontando todos los gastos que tiene: «Me pondré un parripollo si hace falta«.

En una entrevista con Polino Auténtico (Radio Mitre), el empresario teatral reveló que intentó muchas posibilidades a lo largo de la cuarentena por la pandemia de coronavirus y que ninguna dio frutos. «Tengo tanto que quiero escupir, y no lo hago porque tengo que controlarme y me va a perjudicar a mi. Digo: ‘Basta, ¿hasta cuándo voy a aguantar?‘», cuestionó.

Al borde del llanto, continuó: «En el teatro, tengo solamente de luz 245.000 pesos mensuales. Funcione o no funcione», en referencia al reacondicionamiento que hizo en el Teatro Broadway de la calle Corrientes.

«Hace más de siete meses vengo pagando eso aparte de un montón de cosas más, sin que me hayan dado un centavo o me hayan dicho: ‘No te preocupes, por lo menos no vas a tener que pagar los impuestos»», contó enojado.

«Yo ya cumplí con mi deber social de quedarme en mi casa, de aguantar, pero ¿cuál es la ayuda que me dan? No pido que me regalen nada. Yo tengo la necesidad de trabajar», expresó. Recordemos que el artista invirtió dinero para aplicar todos los cambios necesarios en el mes de agosto, con la esperanza de que podría volver a abrir las puertas pronto.

En aquel momento fue categórico sobre los impedimentos que le imponen las autoridades para inaugurar: «Está tan bien hecho el protocolo que presentamos que es más seguro que ir a otros lugares que hoy están abiertos; hace mucho tiempo que ya tendríamos que estar trabajando».

En su charla radial con Polino confesó que fueron tantos los disgustos que sufrió durante el aislamiento que en varias oportunidades se preguntó si no le iría mejor en el exterior: «Lamentablemente, pensé en irme del país. No es que me quiero ir porque no me gusta mi país, pero llega un momento que te agota. Pensé ‘vendo todo lo que tengo, y me voy ‘».

«Y no es que voy a trabajar afuera de lo que hago porque eso tardaría montón, pero de última me pondré un parripollo, no sé», agregó. Además le reclamó al Gobierno nacional «la falta de coherencia» a la hora de hacer anuncios: «Me da bronca lo de la Costa, están dilatando todo y capaz en enero permitan trabajar. Sean coherentes, empecemos ya el teatro porque esto es una prueba piloto para lo que va a venir en el verano».

«Yo no me quedé sentado a esperar a ver qué nos van a dar o cuándo nos van a dejar trabajar, yo accioné. No soy ejemplo de nada pero mi necesidad me hizo ponerme las pilas«, expresó enojado.

Sobre el final reflexionó: «¿Cómo puede ser que no haya coherencia? ¿Cómo puede ser que la gente viaje en un avión y yo no pueda abrir un teatro en el que hay un protocolo? Yo me estoy endeudando, soy un ciudadano que pago mis impuestos y le doy trabajo a mucha gente, ¿por qué no se nos cuida?».

6 Comentarios

Dejar un comentario

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre acá