Inicio Política Larreta oculta los contagios en la Ciudad para culpar a Kicillof

Larreta oculta los contagios en la Ciudad para culpar a Kicillof

0

La ciudad bajó un 30% los test en 6 días para esconder los contagios.

En la última semana, la positividad se disparó en la ciudad de Buenos Aires. El 15 de junio, más de la mitad de los tests que se hicieron dieron positivo. Eso significa que carecemos de un diagnóstico real de la situación: el número de casos confirmados no representa la realidad, por lo cual pasa a ser un insumo obsoleto a la hora de tomar decisiones sanitarias.

En ese contexto, el gobierno porteño busca instalar el relato de que la situación en CABA se encuentra estable, comparando la cantidad de casos positivos, que se mantuvo constante esta semana, con los de la provincia, que aumentaron.

Hay dos omisiones maliciosas en ese mensaje. Por un lado omite que para mantener ese número redujeron brutalmente la cantidad de testeos. Hace una semana, se hicieron 1639 testeos en la Ciudad; el 15 solamente 1041. La positividad pasó del 34,8 al 56,1 por ciento.

El segundo es comparar valores absolutos en dos distritos con poblaciones muy diferentes. Aunque en total, existen alrededor de 16000 casos confirmados en CABA y otro tanto en PBA, cuando se comparan los infectados cada cien mil habitantes la diferencia es notoria.

En la provincia, la cuenta da 93,8, apenas por arriba del nivel nacional. En la ciudad, el número se multiplica casi seis veces: de cada cien mil personas que la habitan, 552,2 dieron positivo por coronavirus.

Si en la provincia tuvieran un índice de contagios tan alto como CABA, en lugar de 16 mil contagios tendría 93 mil y la situación sería desastrosa.

Si bien es cierto que en PBA la positividad también está lejos de los parámetros sugeridos por la OMS, y ronda el 30 por ciento, la diferencia es la respuesta política a esa situación.

El gobierno bonaerense pide hace varios días restringir la circulación fuertemente para poder frenar la circulación del virus y al mismo tiempo obtener un diagnóstico más preciso de la situación. En la ciudad de Buenos Aires, todavía insisten con que es necesario esperar a que la situación escale para tomar medidas de fondo.

Larreta redujo la cantidad de tests para echarle la culpa a Kicillof de la suba de contagios

El problemas es que con estos números, no sabemos a ciencia cierta dónde estamos parados, aunque está claro que el coronavirus ya circula de manera masiva por el área metropolitana. Los expertos coinciden.

La única solución es volver a fase 1 durante dos semanas y aprovechar ese tiempo para desplegar una estrategia sanitaria agresiva que permita saber el escenario real y al mismo tiempo forzar un pico para que la enfermedad retroceda. Si no se hace ahora, puede ser demasiado tarde.

FUENTE: EL DESTAPE- EDITORIAL DE ROBERTO NAVARRO.

Dejar un comentario

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre acá