Inicio Política Rosario: los jardines particulares venden comida para sobrevivir

Rosario: los jardines particulares venden comida para sobrevivir

0

Las maestras de establecimientos privados venden viandas para mantener los edificios.

Se trata de uno de los sectores más perjudicados por la cuarentena, ya que serán habilitados para abrir con el resto del sistema educativo, y la circulación comunitaria del virus en la ciudad hace pensar seriamente en la posibilidad de que eso no suceda hasta el próximo ciclo lectivo. Los niños pequeños serán los últimos en volver a sus actividades en el marco de las disposiciones del gobierno para evitar los contagios del virus. En este marco, ya cerraron 16 establecimientos en la provincia, 5 de ellos en Rosario.

Son 24 las instituciones que informaron a la cámara que los nuclea estar explorando esta salida de emergencia, de un total de 190. Pero se cree que son más, porque muchos no contestaron al requerimiento. Mientras cada semana reclaman frente a la céntrica Sede de Gobernación con una carpa negra para que el Estado les otorgue más subsidios, en los establecimientos encienden las hornallas, amasan en las mesas y venden distintos platos para parar la olla, en un cúmulo de incertidumbres respecto del futuro.

En abril consiguieron una sublimadora y empezaron a hacer barbijos impresos. “Muchos nos compran sabiendo que somos seños luchando por unos pesos”, señala. Venden torta, bandejas de desayuno, pizzas, empanadas y pastelitos. Una parte va al pago de cargas sociales y gastos, y el resto se lo reparten entre las trabajadoras. Si bien se quedaron sin edificio, el proyecto sigue activo: “El año que viene conseguiremos otro lugar y haremos la habilitación”, anticiparon en una entrevista con el portal El Destape.

Dejar un comentario

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre acá