Inicio Deportes «Se va cagar muriendo el gordo», dijo el médico de Maradona

«Se va cagar muriendo el gordo», dijo el médico de Maradona

0

El audio lo produjo el médico de Diego durante una comunicación que mantuvo con un colega cuando iba al country San Andrés de Tigre a ver a su paciente el día en el que falleció.

Un comprometedor mensaje de voz trascendió este domingo en el que se oye decir al médico de Diego Maradona, Leopoldo Luque, que el astro del fútbol mundial iba a morir.

«Sí boludo, parece que hizo un paro cardiorrespiratorio. Se va a cagar muriendo el gordo», se le oye decir a Luque en un mensaje de voz que difundió hoy el portal Infobae.

El audio es uno de dos que Luque intercambió con colegas suyos el día que Maradona falleció y, además, en la causa hay otros que mantiene con la psiquiatra de el DT de la Selección, Agustina Cosachov, en los que la médica le relata lo que ocurría mientras los médicos del servicio prepago intentaban reanimar a Diego.

“Ahora está con el equipo (de la ambulancia) lo están reanimando con una vía e intubando. Pero estuvimos como diez, quince minutos haciéndole nosotros porque no llegaba la ambulancia”, explica Cosachov.

En otro de los audios, la especialista habla sobre el momento en el que encontraron a Maradona descompensado en su habitación: “Entramos a la pieza y estaba frío, frío. Con toda la circulación marcada. Empezamos a hacer la reanimación y recuperó un poco el tono y, digamos, recuperó un poco de la temperatura corporal. Todo eso más o menos fueron 10 minutos que le hacíamos RCP manual, digamos entre la enfermera, “El Negro”, yo y “Monona” (la cocinera) y después llegó la ambulancia. Ahora están procediendo ellos. No nos dicen cómo está la situación. Yo salí y no me dicen nada”.

Esta conversación entre Luque y Cosachov sucedía mientras el neurocirujano se trasladaba hasta la casa en la que estaba Maradona, ubicada en Tigre.

“Ya está. Hicimos lo que teníamos que hacer, Agustina. Estaba la familia al tanto de todo, todos en comunicación. Son pacientes así, muy difícil. Nada, lo único que te pido es que me avises si se van de ahí y para donde van así yo voy directo. Lógico que si sobrevive. Porque por cómo está el panorama está complicado. Si se quedan en la casa, a veces porque creen que no toleraría un traslado”, finaliza la conversación.

Estos audios se suman a los mensajes de texto que intercambiaron los profesionales el día de la muerte del ex futbolista y que se conocieron ayer.

“Decime si está vivo”, es lo primero que le reclama Luque en el chat. Cosachov, en la casa, notablemente más nerviosa y asustada le responde: “No sé Leo, está en paro. Lo están reanimando. Dios quiera”.

Durante esos momentos, Cosachov se muestra alterada, en contrapunto con Luque, quien estaba sumamente calmado y resignado. “Me tiembla todo, por ahora lo están reanimando”, sigue la psiquiatra y el neurocirujano le advierte que está en camino al lugar.

Segundos más tarde el intercambio de mensajes es más intenso. Ella vuelve a poner al tanto al médico de lo que pasa adentro de la habitación: “Le hicimos RCP durante 15 minutos. Está viniendo otra ambulancia ahora. Lo están intentando intubar. No dicen nada”.

“No respiraba, no tenía pulso. Parecía muerto, Leo”, le agrega, buscando explicarle el cuadro con el que se encontró. Pero en el medio de la angustia se preocupa por la seguridad vial de su compañero y le recomienda que vaya tranquilo por la autopista.

Pocos de menos de dos minutos después, llega una nueva seguidilla de mensaje de texto al celular de Luque enviados por parte de Cosachov: “Leo lo están reanimando pero nada. Nada. No lo pueden trasladar porque no sale del paro”.

Acto seguido llega la respuesta del médico que sorprendió a los investigadores teniendo en cuenta que la hizo en el momento exacto en el que su paciente, el ídolo más importante del mundo, probablemente estaba agonizando. Es así que Luque le escribe a Cosachov: “Avisame si están enojados con nosotros”.

Dejar un comentario

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre acá